El Ministerio del Trabajo, expidió el Decreto No. 676 de 2020 “Por el cual se incorpora una enfermedad directa a la tabla de enfermedades laborales”.

De esta manera, el COVID-19 será considerado como una enfermedad directa, para los trabajadores del sector de la salud, incluyendo al personal administrativo, de aseo, vigilancia y de apoyo que preste servicios en las diferentes actividades de prevención, diagnóstico y atención de esta enfermedad.

En consecuencia, para el reconocimiento de las prestaciones asistenciales y económicas por parte de las entidades Administradoras de Riesgos Laborales -ARL, de las enfermedades enunciadas, se requiere la calificación como de origen laboral en primera oportunidad o el dictamen de las Juntas de Calificación de Invalidez de conformidad con la normatividad vigente.

Para más información acceda al documento

LEER DECRETO